La holoprosencefalia (HPE) es una rara malformación cerebral congénita resultante de la separación incompleta de los dos hemisferios.

Subtipos reconocidos de la Holoprosencefalia

Clásicamente se han reconocido tres subtipos, pero ahora se incluyen entidades adicionales en el espectro de la enfermedad. Los tres subtipos principales, por orden de gravedad decreciente son:

  • holoprosencefalia alobar
  • holoprosencefalia semilobar
  • holoprosencefalia lobar

Aunque otras entidades también incluyen:

  • sintelencefalia (variante interhemisférica media (MIH))
  • displasia septoóptica
  • síndrome del incisivo central
  • displasia inespecífica de la línea media
  • displasia frontonasal
  • agnathia-otocefalia

Este artículo es una discusión general de esta afección genetica, con una discusión más detallada de las características radiográficas individuales relegadas a artículos individuales.

Epidemiología de la Holoprosencefalia

Aunque rara en términos absolutos, la holoprosencefalia es la anomalía cerebral más común y se observa en 1 de cada 10.000-16.000 nacidos vivos. La incidencia embrionaria temprana puede ser aún mayor, pero puede no ser detectada debido a que la mayoría de los fetos abortan en la gestación temprana.

Presentación clínica de esta enfermedad genetica

Por lo general, es obvio al nacer, incluso si no se ha realizado el diagnóstico prenatal, debido a las anomalías faciales asociadas en la línea media, incluyendo:

  • probóscide
  • ciclopía
  • labio leporino y/o paladar hendido
  • hipotelorismo ocular
  • incisivo central medio solitario

Además, estos niños también tienen problemas sistémicos, con alimentación deficiente, disfunción hipotalámica/pituitaria y retraso en el desarrollo.

También se asocian algunas anomalías no craneofaciales, como defectos genitales, polidactilia, defectos vertebrales, defectos de reducción de extremidades y transposición de las grandes arterias.

Patología de la Holoprosencefalia

El problema fundamental es la incapacidad del cerebro en desarrollo para dividirse en mitades izquierda y derecha (que normalmente ocurre al final de la quinta semana de gestación). Esto resulta en la pérdida variable de las estructuras de la línea media del cerebro y la cara, así como la fusión de los ventrículos laterales y el tercer ventriculo.

Factores ambientales como la diabetes mellitus materna, el consumo de alcohol y el ácido retinoico han sido implicados en la patogénesis, al igual que la mutación de un número de genes como el erizo sónico y el ZIC2, en el cromosoma 13q32, (este último también implicado en la insintelencefalia).

Asociaciones de apoyo a la Holoprosencefalia

Las asociaciones reconocidas incluyen:

  • trisomía 13: anormalidad genética más común asociada con esta enfermedad
  • trisomía 18
  • deleción del cromosoma 7q
  • deleción del cromosoma 2q
  • anomalías renales congénitas
  • anomalías cardíacas congénitas
  • embriopatía diabética
  • anomalías faciales
  • síndrome de Shprintzen

Características radiográficas de la Holoprosencefalia

Al igual que con la mayoría de las anomalías congénitas estructurales cerebrales, esta es visible en todas las modalidades, pero en general se identifica en la ecografía prenatal y se caracteriza mejor por la resonancia magnética. En la ecografía prenatal también puede haber evidencia de polihidramnios, un rasgo secundario debido al deterioro de la deglución fetal.

La ecografía también puede mostrar signos de asnake debajo del cráneo en algunas situaciones.

A continuación se describen brevemente los tres tipos principales. Debe tenerse en cuenta que estos se encuentran a lo largo de un espectro y, como tales, algunos pacientes pueden estar en el límite entre dos tipos.

Holoprosencefalia de Alobar

En la holoprosencefalia alobar, los talamis se fusionan y hay un único ventrículo grande localizado en la parte posterior. Más comúnmente asociado con anormalidades faciales como la enciclopía, etmocefalia, cebocefalia y labio leporino mediano.

Holoprosencefalia semilobar

Aquí la estructura básica de los lóbulos cerebrales está presente, pero se fusionan más comúnmente en la parte anterior y en el thalami. No suelen estar presentes las zonas lobuleras ni los bulbos, y hay agenesia o hipoplasia del cuerpo calloso.

Holoprosencefalia lobular

Este es el subtipo menos afectado. Los pacientes demuestran áreas más sutiles de anormalidades en la línea media como la fusión del gyrus cingulado y el thalami. Las vías olfativas están ausentes o son hipoplásicas. Puede haber hipoplasia o ausencia del cuerpo calloso.

Tratamiento y pronóstico de la Holoprosencefalia

El pronóstico depende del tipo de HPE con casi todas las formas alobares y semilobares incompatibles con la vida extrauterina. Puede haber riesgo de recurrencia de ~6% con HPE no cromosómico esporádico.

Diagnóstico diferencial de esta enfermedad

El diagnóstico diferencial depende en gran medida del tipo y, como tal, consulte los artículos individuales anteriores.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies